Noticias

20/05/2016

Derechos de niñas, niños y adolescentes

La Defensoría del Pueblo formará parte del Consejo local Consejo Local de Promoción y Protección de los Derechos del Niño, niña y adolescente

La ley 13298 de la Provincia de Buenos Aires creó, en el año 2005, el Sistema de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños. Definió a dicho Sistema como el conjunto que componen los organismos, las entidades y los servicios encargados de formular, ejecutar y supervisar las políticas, los programas y las acciones que se realizan para promover y proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes en el territorio provincial y que se desarrollan en cada uno de los municipios.

La sanción de la ley 13298 originó un cambio importante en las políticas públicas de niñez y adolescencia en la provincia de Buenos Aires. Hasta su sanción, estas respondían a lo dispuesto por el Decreto Ley 10067, dictado por el gobierno provincial de facto en 1983, en las postrimerías de la Dictadura militar. Las disposiciones de dicho decreto ley ponían en el ámbito de los jueces de menores las situaciones sociales concernientes a los niños y las familias que enfrentaban mayores dificultades. La consecuencia fue que los niños pertenecientes a familias en situación de mayor vulnerabilidad social, quedaban al margen de las políticas sociales comunes y su suerte era decidida por un juez de menores, que en la mayoría de los casos disponía la internación del niño o la niña en un hogar o en un instituto, alejado de su familia. Con la sanción de la ley 13298, en 2005, se ha modificado esta orientación en las políticas públicas de infancia. En cumplimiento de esta ley, el Estado debe considerar a todos los niños como titulares de iguales derechos y promover que tengan iguales oportunidades. Si una familia enfrenta dificultades especiales en el cumplimiento de su misión de crianza y educación de sus hijos, la respuesta no es el reemplazo de esa familia sino su fortalecimiento, para que pueda ejercer con eficacia esa trascendente tarea.

El cambio de políticas, en el campo de la niñez y la adolescencia, ha requerido la introducción de modificaciones en varios aspectos. Por ejemplo, que se asignen recursos a programas que tienen como protagonistas o beneficiarias directas a las familias, en lugar de aplicarlos al sostenimiento de instituciones que alberguen a niños retirados de esas familias. Los servicios que se han creado con más accesibles para las familias y estas tienen una posición diferente frente a ellos: en lugar de que los casos sean tratados por un órgano judicial, distante muchas veces geográficamente y que decide con una autoridad absolutamente externa a las personas, la actuación está a cargo de los Servicios Locales de Protección de los Derechos del Niño, que la ley dispone crear en cada municipio y con varias sedes de atención, según el tamaño y la población del respectivo Partido. Estos Servicios Locales son definidos en la ley como “unidades técnico operativas” con la función de “facilitar que el niño que tenga amenazados o violados sus derechos, pueda acceder a los programas y planes disponibles en su comunidad”. La ley encarga a estos servicios, que deben integrarse con un abogado, un psicólogo, un trabajador y un médico, buscar respuestas que eviten la separación del niño de su familia o de las personas encargadas de su cuidado personal, aportando directamente las soluciones apropiadas para superar la situación que amenaza con provocar la separación.

El decreto reglamentario que el Poder Ejecutivo provincial dictó para hacer plenamente operativa la ley, dispuso también la creación de los Consejos Locales de Promoción y Protección de los Derechos del Niño en todos los municipios. Si el municipio decide su creación, por un acuerdo con el Gobierno provincial ratificado por Ordenanza, queda a su cargo la organización y coordinación del respectivo Consejo local. Estos Consejos Locales tienen la misión de elaborar el plan de acción para la protección integral de los derechos de los niños en el territorio del Municipio y supervisar su adecuado cumplimiento por los órganos competentes. Particularmente deben supervisar la actuación del Servicio Local de de Protección de Derechos que actúa en el Municipio.

Los Consejos Locales se integran con representantes de las áreas de Desarrollo Social, Salud, Educación, Derechos Humanos, Producción y Empleo del Municipio o dependientes de la Provincia, con actuación en el Municipio; con representantes de las organizaciones sociales que trabajan en temas de niñez; organismos que actúen en defensa de los derechos humanos; representantes de los Colegios profesionales; de las universidades con sede en el ámbito del Municipio; representantes de las propias organizaciones de niñas, niños y adolescentes.

El Decreto que reglamenta la ley 13298 considera a los Consejos Locales de Promoción y Protección de Derechos como órganos esenciales del Sistema de Promoción y Protección de los Derechos del Niño.

El Defensor del Pueblo, como institución creada para la defensa de los derechos humanos, ha considerado pertinente su participación en el Consejo Local de Protección de Derechos del Niño de Morón. Por ello ha solicitado, en abril de este año 2016, su incorporación como miembro de dicho Consejo. Actualmente forma parte de él, luego de ser recibido con beneplácito por sus demás miembros.

2015 © Defensoría del Pueblo de Morón. Desarrollado por Softliness