Noticias

29/11/2016

Presupuesto para la Defensoría sin consulta previa

Preocupación del Defensor del Pueblo por el Presupuesto 2017

Esta semana el Defensor del Pueblo, Abraham Leonardo Gak, envió una nueva comunicación a los presidentes de bloques políticos del HCD y a su presidenta Natalin Faravelli atento al presupuesto proyectado para la Defensoría del Pueblo de Morón para el año 2017.

Cabe destacar que al día de hoy un total de 790 vecinas y vecinos acercaron su reclamo a la Defensoría del Pueblo. Esto implica un aumento del 25 % en relación a todo el año 2016.

Compartimos algunos párrafos de la misma:

"El primer punto a resaltar es la autoría de este proyecto de presupuesto. No se le ha encomendado a esta Defensoría del Pueblo la confección de sus previsiones presupuestarias. No se le ha consultado por su plan de trabajo ni por sus proyecciones para el año 2017.

Era deseable y esperable que se tuviera al Defensor del Pueblo como interlocutor importante a la hora de fijar el presupuesto del Defensor del Pueblo. Parece una cuestión obvia, pero en el caso que nos ocupa no ha sido atendida.

A la luz del artículo 1° de la ordenanza 5932/2004 que expresa que el Defensor del Pueblo es un “órgano unipersonal e independiente, con autonomía funcional administrativa, que no recibe instrucciones de ninguna autoridad. ” se puede apreciar la gravedad del asunto.

Es cierto que fue invitado el Secretario General de esta Defensoría del Pueblo, convocado por las autoridades administrativas del Concejo, a una reunión de trabajo. Pero el objetivo de esa cita no era fijar parámetros para la confección del presupuesto de la Defensoría del Pueblo, sino más bien comunicar de modo informal que el presupuesto estaba ya diseñado por el Departamento Deliberativo. A los pocos días de la reunión se recibió un correo electrónico con el presupuesto de la Defensoría del Pueblo, pero la entrega fue desprovista de toda formalidad y no se pidió la conformidad del Defensor.

No sólo no se pidió la conformidad del Defensor del Pueblo, sino que tampoco se le solicitó alguna devolución, opinión, parecer, o que señale eventuales modificaciones del trabajo presupuestario hecho por el Honorable Concejo Deliberante. Por ello, el presupuesto que los y las concejales tienen para su análisis no cuenta con las observaciones o eventuales modificaciones que el Defensor quisiera sugerir.

No es pretensión del Defensor del Pueblo liberarse de las restricciones presupuestarias que todo el dispositivo municipal padece. Pero al menos se esperaba que se le diese participación en la fijación de su propio presupuesto, y que fuera habilitada una instancia donde pudiese exponer sus razones y escuchar, eventualmente, las razones que llamaban a desoír sus argumentaciones.

Mas allá de estas desprolijidades en la confección del Presupuesto, si nos adentramos en lo que fue presentado a la consideración de los ediles, podemos ver que el proyecto expresa claramente esta disociación entre quienes armaron el presupuesto y quienes conocen las necesidades, el trabajo y las gestiones cotidianas del Defensor del Pueblo. El proyecto de presupuesto presentado al Concejo Deliberante es un fiel reflejo de este desconocimiento y muestra con toda claridad las fallas en el proyecto.

Las partidas correspondientes al pago del servicio de Energía eléctrica, Agua y Gas mantienen idénticos valores a los aprobados para el año en curso. Para decirlo de otro modo, se pretende invisibilizar los aumentos tarifarios que se han dado en el transcurso del corriente año y obligan consecuentemente al déficit natural de estas cuentas.

Por otra parte, el proyecto presentado a la consideración de los y las concejales no asigna dinero a la partida de Correos y Telégrafos. En el año en curso, la Defensoría del Pueblo, siempre siguiendo las cifras que constan en el sistema RAFAM, ha gastado mil novecientos sesenta y cuatro pesos en ese concepto. Quien conoce el trabajo del Defensor del Pueblo sabe que la carta (principalmente la carta documento y la carta certificada) es la vía mas idónea en ocasiones para entablar solicitudes formales a dependencias oficiales a nivel nacional y/o provincial, así como también como medio de comunicación con los vecinos del distrito. Quienes confeccionaron el presupuesto 2017 de la Defensoría no han visto esta necesidad ni han comparado ejercicios económicos anteriores para confirmar la validez y necesidad del gasto.

La partida Viáticos también ha sido afectada. Los autores del proyecto decidieron que la Defensoría debía contar con cero pesos en esa cuenta. Por RAFAM podemos observar que al 17 de noviembre pasado, se habían devengado tres mil seiscientos cincuenta y nueve pesos en ese concepto en el año en curso. Debe mencionarse que la Defensoría del Pueblo no cuenta con vehículos o móviles, de modo tal que para hacer determinadas inspecciones en el terreno debe recurrir, necesariamente, a la contratación de remises. Las reuniones con vecinos y vecinas, así como también la verificación de la calidad de los trabajos hechos por el Departamento Ejecutivo en la vía pública, aconsejan la contratación de este servicio cuando no se puede acceder a estos lugares caminando. Pues bien, a los autores del proyecto no le pareció pertinente que el Defensor del Pueblo y/o su equipo de trabajo puedan realizar este tipo de verificaciones en el terreno y tengan inserción directa en el territorio moronense.

Adicionalmente, debe mencionarse que en el año 2016 se le recortaron al Defensor del Pueblo gastos en viáticos, lo que le impidió participar en las reuniones que la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (A.D.P.R.A) organiza anualmente para tratar cuestiones comunes de trabajo. Morón no pudo estar presente para exponer sus puntos de vista y definir estrategias de trabajo comunes con el resto de los Defensores del país, en un año muy particular que cargó las agendas temáticas de los Defensores, en todo el territorio nacional, de cuestiones comunes muy complejas y urgentes.

El proyecto de presupuesto 2017 que se encuentra a consideración de los señores y señoras concejales en este punto no viene a solucionar el problema, sino que más bien aporta a agravarlo, por cuanto el Defensor del Pueblo no sólo no va a poder participar en las reuniones de ADPRA, sino que tendrá dificultades para llegar a los distintos puntos dentro del distrito que solicitan su presencia. No sólo no podrá salir de la Provincia de Buenos Aires, sino que se le niega la posibilidad de costear los traslados a los barrios más alejados de nuestro partido de Morón.

La partida de Publicidad ha recibido un tratamiento análogo en el presupuesto para el año 2017. El Defensor del Pueblo cuenta con cero pesos para hacer gastos de esta naturaleza. Debe decirse a este respecto que la Defensoría como institución tiene, desde su creación en el año 2009, un programa de radio en FM en Tránsito como una vía de comunicación más con los vecinos y vecinas del distrito. En 2016, la partida fue recortada de modo tal que no se cuenta con fondos para pagar el programa de radio que, gracias a la solidaridad de los titulares de la radio, la Cooperativa de Trabajo de Comunicación Social, aún se mantiene al aire. En el año 2017 tampoco se contará con los fondos necesarios y el Defensor del Pueblo verá nuevamente en riesgo una herramienta de importancia para su labor, donde no solamente se explica el trabajo que diariamente se desarrolla en la Defensoría del Pueblo, sino que también se utiliza para que organizaciones sociales del distrito difundan su labor y tejan redes de trabajo no sólo con la Defensoría del Pueblo sino también con otras organizaciones sociales moronenses.

Para terminar quiero informar que al día de la fecha, en la Defensoría del Pueblo se han iniciado setecientos setenta y cinco expedientes, lo que representa un crecimiento del veintidós por ciento en relación a todo el año anterior. Quiero informar que se han remitido cuatrocientos doce pedidos de informes a diversos funcionarios del Departamento Ejecutivo, y que todo hace presuponer que esta institución, creada en su momento por el designio del Honorable Concejo Deliberante a través de la ordenanza 5932/2004 va a crecer en cuanto a las temáticas y los casos a abordar. Lamentamos que quienes armaron el presupuesto no hayan podido ver esto."

Tags:
2015 © Defensoría del Pueblo de Morón. Desarrollado por Softliness